Está aquí: Inicio » Historias y Leyenda  » Carnaval
 
 

Carnaval

En Mazatlan

Publicada el 11 de Noviembre de 2013

Historias y leyendas


Antecedentes. Los orígenes del carnaval de Mazatlán se remontan hacia el primer tercio del siglo XIX, aunque no hay una fecha precisa. Un documento invaluable para determinar los antecedentes de nuestra máxima fiesta fue el periódico mazatleco “La Lechuza” que en ese entonces se dedicaba a difundir los eventos de carnaval.

En ese entonces, el carnaval era una fiesta donde lo grotesco se imponía sobre lo gracioso, la gente salía a las calles a bañarse de confeti, harina y anilina enfrentándose unos a otros. Al final, la fiesta terminaba casi siempre con descalabrados luego de que los ánimos subían de tono, además de las batallas campales que se daban entre los barrios del muelle y del abasto, según se cuenta, el hoy majestuoso Teatro Ángela Peralta, fue escenario de los llamados juegos de harina, siendo en esas fechas, durante la “soldadezca” que nacieron los “Papaquis”, que con el paso de los años se convierte en el himno carnavalero por excelencia que algunos investigadores adjudican el nombre al apócope de los aztequismos Papaqui: alegrarse del mal ajeno y Papaquiliztli: júbilo o alegría debida al mal ajeno.

Fue a finales de 1898 cuando se hizo necesario disminuir la violencia en tales fiestas con la creación un comité organizador, a cargo de gente notable encabezada por quienes organizaron la primera procesión con carruajes y bicicletas “para erradicar la inmoral harina e imponer el casto y recatado confeti”.

De esta manera, legitimado e institucionalizado por las fuerzas vivas del puerto, el carnaval entró así a la modernidad y a la decencia. El pueblo aceptó cambiar la harina por el confeti y le entró con ganas al desorden carnavalero oficial, lográndose entonces el primer saldo blanco de la fiesta a excepción de un descalabrado al final de las celebraciones.

Reinas del Carnaval, Don Miguel Valadéz Lejarza, los describió: al principio, imperaba el uso del disfraz, principalmente del dominó. Los tropeles de mascaritas con sus falsetes, sus bromas y su euforia formaban un mundo que por unos días servía de gozosa terapia y alentadora vía de escape de la realidad. Gente de la región y del extranjero concurrían al puerto en diligencias, barcos, bestias, en busca de ese mundo fugaz, pero intensísimo.

En 1898 y 1899 hubo Reyes Feos o Bufos del carnaval. En 1900, una bella norteamericana, Wilfrida Farmer, sustituyó a los feos y se erigió en la primera Reina del Carnaval de Mazatlán. Winnie, como se le conocía cariñosamente, hizo una entrada triunfal a la ciudad en un tranvía jalado por mulas, acompañada por Teodoro Maldonado, sus chambelanes, ministros de la alegría y todo un cuerpo diplomático de opereta. El martes de carnaval (Mardi Gras) la reina desfiló montando un bello corcel negro, pues era una magnifica amazona.

Ese año se celebró el primer gran baile de disfraces en el Círculo Benito Juárez, cuya crónica corrió a cargo del poeta y entonces director del periódico El Correo de la Tarde, don Esteban.

Del Cambio

Otro detalle de interés es que durante sus inicios, el Carnaval fue presidido por hombres y hasta principios del siglo XX aparecen las mujeres como reinas acompañadas de su respectivo consorte. Para 1944 y posteriormente, a finales de los 60´s, reaparece la figura masculina que faltaba en los desfiles, entre ellos el Pácharo y el inmortal Mamucas, siendo el primer rey de la alegría, Adolfo Tío Pifas que fue coronado en 1965.

Por su parte, el cronista citadino Enrique Vega, refiere que la fiesta del Carnaval nace con el calendario católico, en el que todas las festividades y acciones que tenían que ver con las pasiones humanas se celebraban antes de iniciar la Cuaresma, la cual es la celebración previa a la Semana Mayor, la Semana Santa. Así, el Carnaval se celebra casi en las mismas fechas de acuerdo al calendario lunar terminando, precisamente, el Miércoles de Ceniza.

De la Elección de los Reinados

La elección de la reina ha tenido a lo largo de la historia, diversas formulas que van desde por invitación directa del comité organizador, el centavo-voto durante los años de 1924 a 1960-, el corcholatazo y los certámenes de belleza y cultura.

De la Evolución

En los 110 años de la historia del carnaval, ha habido de todo, lo mismo hubo romanos que turcos, vampiresas del cine italiano mudo y alegres mariposillas que dieron al carnaval el toque pagano y de auténtica fiesta de la carne y los sentidos.

Fechas Importantes:

En 1906 con el surgimiento de los juegos florales, añade el toque cultural para posteriormente, incorporar la poesía al mismo, en 1925, siendo los primeros reconocimientos para Alejandro hernandez por “Torre de Babel”.En 1921 da inicio la tradición de elegir a la reina infantil del carnaval.

En 1929, los juegos florales se integran de lleno al carnaval, mientras que en 1937, el premio Clemencia Isaura de poesía, se incorpora también al carnaval durante el reinado de Ana María Alatorre, y en 1964 se instituye el Premio Mazatlán de Literatura, entregándose por primera vez esta distinción a José Gorostiza, por “muerte sin fin”.

En ese mismo tenor, en el año de 1996 se instituye el premio estatal de pintura, López Sáenz, mientras que al año siguiente, en 1997, se realiza la primera velada de las artes.

Para el año de 1950 por decreto municipal se crea el patronato autónomo del carnaval, en reemplazo del comité del carnaval, y posteriormente, en 1975, se da la creación de CODETUR, en sustitución del mismo patronato. se dio la creación del llamado instituto de cultura Turismo y Arte y arte

 

« Volver a Municipios

Comentarios escritos (0)

 

¿Te gustaría hacer un comentario?

NOTA: Todo mensaje será verificado antes de ser publicado. Sinaloa Tour se reserva el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otras conductas no apropiadas en una comunidad civilizada.
* Nombre:
* E-mail:
* Comentario: